martes, 7 de marzo de 2017

SOBRE ILUSIONES DIVERSAS


https://www.youtube.com/watch?v=MlOYSNuy-JM

En contraposición al siguiente video: ANUNCIO 2017 DE CAMPOFRIO

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/5COrtLAo0Cc" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

¿Será alguna suerte de fortuna que las personas no se percaten de tanta manipulación?



lunes, 6 de marzo de 2017

THIS TIME IS DIFFERENT

 THIS TIME IS DIFFERENT.  EIGHT CENTURIES OF FINANCIAL FOLLY.



También le traía el libro que andaba leyendo  esos días, para que ella le echara un vistazo y durante cierta conversación ante viandas diversas se aseguró  bien que, cuanto menos, lo ojeara.  Finalmente le buscó cierto artículo al respecto, para que se  acabara de enterar bien sobre lo básico. Todo muy didáctico. Tenía gracia la forma en que seguía   el ejemplo que  había recibido.

Huelga decir que se trataba un economista por vocación, de esos que desde los dieciseis años  tuvo clara su vocación: el arte de administrar. Tras haber barajado diversas posibilidades, descubrió  que le apasionaba la economía social y por ende la política.  Afortunadamente trabajaría  en el mismo sector que cursó sus estudios, el público, lo cual, dados los tiempos que corrían suponía disponer de un as bajo la manga, una especie premio gordo de la vida, una especie de paragüas protector.
La mayoría de sus compañer@s habían llegado a su facultad por descarte  mientras  él lo hizo por vocación lo cual se confirmaba conforme  avanzaban los cursos.   ¡Menuda diferencia de actitud existe entre  quienes ejercen una vocación por convicción y devoción; es decir entre vocacionales,  y  circunstanciales.  Estos últimos generalmente eran derivados, por descarte, al sector privado con mayor o menor fortuna!  

Tras dedicar sus esfuerzos durante menos de un año de a cierta “multinacional” y  la abandonó desencantado. Corría la década de los años noventa del pasado siglo y asumiendo los riesgos económicos que le suponía, se encerró  para prepararse una oposición que al menos   garantizara los garbanzos. Tras un año de “codos” se aseguró un pequeño sueldo si bien antes de un año  había acabado por emigrar, con gran satisfacción de su progenitora .  Todo se había reducido a seguir  la llamada de la sangre, de su instinto natural, aquel bajo el que fue engendrado. Contenía sangre de emigrante instintivo, de nómada feliz, la que transcurre feliz cuando la lejanía deja de ser dolorosa para convertirse en gozosa, donde la valentía de la adaptación prima por encima de todo estancamiento más o menos acomodado.

domingo, 5 de marzo de 2017

CONCIERTO PARA VIOLIN EN RE MAYOR OP.61

http://la-musica-de-las-esferas.blogspot.com.es/

https://vimeo.com/200201224

SOBRE LA CREACIÓN ARTÍSTICA  - LA MÚSICA

El arte es creación de belleza y esta es abstracta, no concreta como sustancia o forma.  En este sentido la belleza se convierte en sinónimo de verdad y bien.  El arte provee  a la religión de su más bella y pura vestimenta.  Alcanza su más elevada función y adquiere su más valioso significado cuando se convierte en el vehículo de la belleza espiritual.  La visión exquisita y el sonido encantador resultan puente de  elevación espiritual.  En su más alto nivel el arte verídicamente inspirado se podría  convertir en un sustituto de la religión.
El artista intenta comunicar a los otros lo que siente que procede de lo más elevado, como si de una fuente divina se tratara y le inspirara; es entonces cuando él se convierte en un mero vehículo; es simultáneamente receptivo y expresivo.  Es más, necesita escaparse de la celda de su pequeña personalidad, como lo haría un místico, para estar mentalmente receptivo.  En ese momento más que persona  parece convertirse en médium, es decir en "intermediario" o "mediador".

Tanto arte como misticismo pueden llegar a ser  expresión de la búsqueda humana de algo superior a lo ordinario.

Se ha dicho que la música es la más elevada de todas las artes ya que habla a nuestros corazones más directamente que la más inspirada de las poesías pudiera hacerlo.  Puede expresar la experiencia mística mejor que las palabras, que necesitan de su tiempo para permearnos y ser entendidas.


Tolstoi dijo lo siguiente acerca de la música: “Hay más alma en los sonidos que en los pensamientos”.

La mente fatigada encuentra en la música un tónico y las emociones su inmediato consuelo.  Es intangible y espiritual, contiene la llave (clave) del corazón humano.  Puede elevarnos sobre las miserias de la vida más fácilmente que las otras artes, pues estas nos hablan de sombras mientras que la música nos habla directamente de la esencia, que es algo más sutil que el intelecto. 


En las congregaciones religiosas con música de concierto, el hombre encuentra el refugio más exaltado para el gris realismo de su prosaica vida.  Tal música por si misma puede interpretar sus sentimientos más etéreos, suprimir los ecos de sus actividades mundanas.  La música de expresión al genuino fervor místico, grave reverencia, profunda humildad y absoluto retiro de las luchas del quehacer diario.